Faunarama
search

El buen tiempo ya está aquí y con él llegan los parásitos. Pulgas, garrapatas y mosquitos (flebótomos) son los más habituales, pero también debemos tener precaución los parásitos internos, como nematodos o cestodos. Además, la picadura de los parásitos puede transmitir enfermedades graves a animales y a personas, por lo que es muy importante prevenirlas. Para ello te tremos las siguientes recomendaciones: 

 

1- ¡No te confíes! Mantén a tu mascota desparasitada durante todo el año. Aunque las épocas de mayor riesgo son las de más calor, es posible el contagio durante todo el año.

 

2- Defiende a tu mascota de parásitos internos y externos. Las pulgas, garrapatas y flebótomos son peligrosos, pero los parásitos a les que les gusta vivir en el interior de nuestra mascota también lo son ¡y cuesta mucho más detectarlos! 

 

3- Además de a tu mascota, es importante mantener su entorno libre de parásitos. Rociar con spray insecticida su habitad si tenemos sospechas de una posible infestación es una buena idea.

 

4- Ojo con el flebótomo. Este mosquito puede contagiar a nuestro perro de leishmaniasis, una enfermedad muy grave que requiere tratamiento crónico. Además de los collares y las pipetas, existen vacunas para evitar que la enfermedad se desarrolle en tu amigo canino.

 

5- Combina distintos sistemas. Para una protección total usa el collar antiparasitario además de las pipetas, los antiparasitarios internos y la vacuna contra la leishmaniasis. Si planeas visitar una zona en la que pueda haber muchos parásitos, también puedes aplicar a tu mascota spray antiparasitario justo antes de la salida.

Hola Hola Hola Hola Hola Hola Hola Hola Hola
{